Muere una de las dos colombianas accidentadas en la Autopista del Sol, en un Ferrari

* La segunda sigue hospitalizada en Chilpancingo y su estado de salud se reporta como grave

Por José Molina/GI

Chilpancingo, Gro. 28 de Febrero del 2018.- Una de las dos jóvenes colombianas que se accidentaron la noche del lunes en la Autopista del Sol, en el polémico auto de Alberto Sentíes Palacio, mejor conocido como #LordFerrari, murió en el Hospital General de Chilpancingo.

La joven que perdió la vida después de 24 horas de agonía, respondía al nombre de Tatiana Guzmán García, de 25 años de edad, de nacionalidad colombiana y tenía quemaduras en el 90% de si cuerpo, al igual que la otra joven de nombre Dayana de 22 años, que aún se encuentra grave.

Tatiana falleció durante la madrugada de este miércoles en el Hospital General de la capital, y hasta el momento su cuerpo se encuentra en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), sin que algún familiar lo reclame.

La atención a las féminas se complicó desde el momento de su ingreso, debido a que no había personal suficiente para su atención, así como ningún familiar o persona que respondiera por ellas, y como ha sido del dominio público, el Hospital no cuenta con material de curación, y mucho menos para casos graves como este.

Ambas jóvenes de 25 y 22 años, ingresaron al hospital tras sufrir un accidente a bordo de un Ferrari 458 Spider rojo, con placas PYU- 57-55 de Morelos, en la Autopista del Sol, en el tramo Chilpancingo-Cuernavaca, el cual se volcó e incendió, provocando graves quemaduras a las ocupantes.

De acuerdo con el reporte de Protección Civil, cerca de las 19:30 horas del lunes se tuvo conocimiento del incendio de un vehículo sobre el kilómetro 222 Norte-Sur, pasando el puente Mezcala, en inmediaciones del municipio de Chilpancingo.

Al lugar acudieron elementos de la Cruz Roja Mexicana en coordinación con personal de la Secretaría de Protección Civil, quienes procedieron a sofocar el fuego del automóvil de lujo que se incendió y quedó reducido a cenizas.

El reporte de PC señala que, de acuerdo con datos recabados, el Ferrari se trasladaba a exceso de velocidad en dirección Sur-Norte procedente del puerto Acapulco, cuando chocó, en primera instancia, contra el muro de contención que divide la vialidad y luego contra un autobús de pasajeros procedente de la ciudad de México.

Testigos refieren que, poco antes del accidente, en una gasolinera a la salida de Chilpancingo, vieron que el Ferrari era conducido por un hombre con dos mujeres como pasajeras y escoltados de una camioneta, quienes hicieron una parada, porque una de las mujeres volvía el estómago, lo que los hizo notorios en el lugar.

Además, relatos de los pasajeros del camión impactado por el automóvil de lujo, de la línea Costa Line que viajaba con 35 pasajeros a bordo, dijeron que los escoltas habrían retirado al conductor de la unidad de la escena, tras el choque, y abandonando allí a las mujeres de nacionalidad colombiana.

Hasta ahora los reportes de las autoridades citan solo a las dos mujeres como tripulantes de la unidad, aunque tampoco han detallado en que posiciones habrían ellas viajado en la unidad.

Deja un comentario

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE